jueves, 12 de febrero de 2009

ChAPUZAs A DoMiCiLiO


La crisis está haciendo que cada vez el número de parados sea mayor; no se a repetido esto desde el 1996. esto no solo está afectando a los propios parados sino también al trabajo y condiciones de vida de cientos de profesionales.

Es el caso del sector del mueble, los sanitarios, el suelo... Pero también de los pequeños y medianos empresarios que se dedican a realizar pequeñas reformas y chapuzas en el hogar. Estos trabajadores están observando cómo muchos de los desempleados procedentes de la construcción, en su mayor parte inmigrantes con o sin papeles, se están dedicando a este tipo de actividad a unos precios con los que es imposible competir. Y esta realidad también se deja sentir en la calle. Cada vez es más frecuente observar cómo las marquesinas de los autobuses, las farolas y los portales se llenan de anuncios, escritos en un torpe castellano, en los que los inmigrantes se ofrecen para pintar pisos o hacer pequeños arreglos, afirmando ser albañiles rápidos y con experiencia

La clave está en la tarifa que cobran a cambio del servicio, imposible de igualar por alguien que tiene que hacerse cargo no sólo de nóminas e infraestructuras, sino también de seguros de responsabilidad civil. La mayoría de los que están empezando a hacer este tipo de trabajo ilegalmente todavía está cobrando el paro, por lo que pueden permitirse el lujo de poner unos precios con los que no sólo no tendríamos beneficios, sino que ni siquiera cubriríamos coste.


Según explican varios empresarios, una familia que encarga una reforma a una de estas cuadrillas ilegales que se publicitan en las calles podría llegar a ahorrarse hasta el 50 por ciento del presupuesto que le daría una empresa al uso.

2 comentarios:

consumo-cuidado dijo...

este blog es para seguirlo!!
buen trabajo!!

Aurora dijo...

ahorra tambien en www.priasuk.com echa un vistazo, te gustará